Cuidado de las Manos

Las manos sufren agresiones diarias, agua, frio, calor… y por ello necesitan un aporte extra de cuidados e hidratación.

Hidrátalas a diario con una crema emoliente y si tienes un momento puedes hacerte un tratamiento casero digno del mejor spa.

Tratamientos:

Aceite de Oliva. Vierte una cucharada sopera de aceite de oliva sobre tus manos, masajéalas, y ponte unos guantes de algodón para dormir. Los beneficios del aceite te hidrataran toda la noche y te levantaras con unas manos más bellas.

Leche. Introduce en un bol leche templada y medio zumo de limón, deja las manos reposando en esta mezcla unos 10 minutos.

Miel. Pela una patata y cuécela, la colocas en un bol y a continuación le echas miel liquida y un chorrito de leche, mezcla bien los ingredientes y masajea tus manos con la pasta. Déjala actuar 20 minutos. La miel hidrata tus manos mientras que la patata y la leche la rejuvenecen.