Pasar al contenido principal

La papada y el uso del móvil

El mes pasado conocimos una, cuanto menos, sorprendente noticia que nos avisa de que el uso del móvil podría favorecer la aparición de papada. Sorprendente porque tradicionalmente la aparición de la papada había estado casi siempre relacionada a la obesidad, la pérdida de peso repentina y descontrolada o el envejecimiento. Sin embargo, el “tech neck”, que podría ser traducido al español como “papada tecnológica” podría ser un hecho más frecuente de lo que imaginamos tal y como nos previene el cirujano plástico neoyorkino James Maroto, que fue entrevistado por la revista Elle acerca de esta cuestión.

Para estos casos en los que la papada viene causada por el uso del móvil, el doctor Maroto recomienda terapias no invasivas como es el caso de la cavitación, aunque también existen otras como la radiofrecuencia, el láser lipolítico o metabólico o la mesoterapia virtual sobre los cuales también puedes encontrar más información aquí.

Sea como fuere, no deja de ser irónico que, si bien habitualmente utilizamos la tecnología para aparecer más guapos, ya sea aplicando el filtro adecuado antes de subir nuestra foto a Instagram o dando con Photoshop unos cuantos retoquitos a las fotos de nuestras últimas vacaciones en el mar antes de subirlas a Facebook, ahora parece ser la tecnología la que contraataca. Aunque también es cierto, que como el propio doctor Maroto dice, estamos ante el dilema del huevo y la gallina: “no sabemos si los gadgets tecnológicos están acelerando la aparición de la papada o si simplemente nos damos más cuenta de esta debido a los social media”. Se trate de una cosa o de la otra, de lo que si estamos seguro es que el recientemente aparecido fenómeno de las “selfies”, no está colaborando en nada para hacer nuestros cuellos lucir bien en las fotos.