Aceite de coco como acondicionador del cabello

El aceite de coco es un gran acondicionador que hidrata en profundidad el cabello . El aceite de coco es un aceite comestible extraído del coco maduro, y además de ser la principal fuente de grasa en las dietas de millones de personas, además de hacer maravillas con tu cabello, de hecho se utiliza ampliamente en la India para el cuidado del pelo.

Las más de las veces tenemos nuestro pelo deteriorado y seco por múltiples motivos: un uso excesivo del secador, o de tintes agresivos, permanentes, o cepillados demasiado fuertes. El aceite de coco nos va a ayudar en el crecimiento de un pelo sano y le proporcionara un aspecto brillante. Es un excelente acondicionador y ayuda en el crecimiento del cabello dañado proporcionando las proteínas esenciales para nutrir el pelo dañado.

La mejor manera de aplicarlo es inmediatamente después de una ducha o un baño, cuando el cabello todavía está húmedo.

Toma una pequeña cantidad en la palma de la mano (aproximadamente media cucharadita si tienes el pelo largo, menos para el pelo más corto) y frota ligeramente con los dedos aceitosos para distribuirlo de manera uniforme. Intenta usar sólo lo suficiente para que el aceite penetre el pelo, pero sin dejar una apariencia aceitosa. No utilices aceite de coco cerca de las raíces si quieres evitar el aspecto grasiento.

Al secar el cabello veras los resultados de inmediato, ya que acaba con el temido y antiestético friz o encrespado.

El aceite de coco utilizado en el cuero cabelludo es gran tratamiento contra la caspa. El masaje regular del cuero cabelludo con aceite de coco asegura un pelo libre de caspa. Si está causada ​​por tener el cuero cabelludo seco, o por una enfermedad por hongos o levaduras, como la dermatitis seborreica, el aceite de coco te va a ayudar, porque es un gran hidratante, y es anti-hongos. En este caso es conveniente aplicar bien el aceite y dejarlo actuar durante media hora, una hora, y después volver a lavar con tu champú habitual.